Plantas fáciles de cuidar: de la huerta a tu cocina - CAFRAN
plantas cocina cafran cocinas

Plantas fáciles de cuidar: de la huerta a tu cocina

La cocina es el lugar ideal para colocar plantas, estas no solo alegran la vista y decoran, también oxigenan el ambiente purificando la estancia y dispondrás en todo momento de condimentos frescos para tus guisos. Por supuesto, las plantas necesitan de buena luz para poder desarrollarse correctamente, así que les procuraremos un espacio bien iluminado en la cocina, aunque estas condiciones varían según la necesidad de cada planta. Podemos colgarlas de las paredes, del techo o posarlas sobre cualquier mueble o estante. Realmente muchas de estas plantas se suelen cultivar en exterior, pero que no dispongamos de jardín no quita que no podamos disfrutar de nuestro propio mini huerto, ecológico y natural.

Algunos ejemplos de plantas que son excelentes para tener en una cocina son:

-Áloe Vera:

Es una variedad bastante resistente así que si se te dan mal las plantas no temas, es muy fácil de cultivar y mantener ya que no necesita mucha luz ni mucha agua: simplemente colócala en un lugar donde haya iluminación pero no luz solar directa. Riégala escasamente, en verano 3 veces en semana y en invierno 1 vez en semana. Esta planta también tiene propiedades curativas, es muy socorrida para una quemadura, tan solo tienes que cortar por la base una hoja (mejor las que sean más antiguas ya que tendrán mayores propiedades) y aplicar el gel que brotará con el corte directamente sobre la quemadura. Después puedes guardar la hoja envuelta en papel de aluminio en la nevera para posteriores aplicaciones. Recuerda que el Áloe debe ser adulto para que sus propiedades curativas sean efectivas, al menos que tenga más de dos años de vida.

-Hierbas aromáticas:

Muchas hierbas para las cocinas son de temporada, así que preferiblemente plantaremos o compraremos nuevas plantas cada temporada y así siempre las tendremos frescas y sanas para su uso alimenticio. Casi todas necesitan prácticamente los mismos cuidados, lo básico es procurarles luz abundante pero no directa así evitarás quemar sus hojas. Evita las corrientes de aire intensas y riega de 3 a 5 veces en semana. Recuerda una norma básica: es más fácil matar a una planta por exceso de riego que por falta de agua. A la hora de cortar sus hojas para su uso, se recomienda recortar los tallos superiores con unas tijeras. Algunas de las plantas aromáticas  más populares para cocinar son: Hierbabuena, Albahaca, Tomillo, Cilantro, Orégano, Menta, Romero, Laurel, Perejil… y un largo etc.

-Potho:

Una planta decorativa muy fácil de cuidar ya que crece rápido y vigorosamente, queda genial en cualquier rincón de la casa, especialmente en la cocina. Para que el vegetal tenga un desarrollo óptimo es imprescindible la luminosidad, aunque no es recomendable exponerlo al sol directo, ya que las hojas perderían parte de su intenso color verde. Aunque el riego moderado es necesario, el exceso de agua y los encharcamientos no son apropiados para el Potho: las hojas adquieren un tono amarillento y pueden llegar a pudrirse. Lucirá con todo su esplendor si limpiamos sus hojas de vez en cuando con un paño húmedo y suave, retira las hojas amarillentas o picadas con unas tijeras. Si ves que tu planta crece en exceso, podaremos regularmente los tallos consiguiendo que crezca sana y mantenga el tamaño deseado. Estas plantas quedan muy bonitas colgadas del techo o en cualquier esquina de la cocina.

-Helecho:

El Helecho o Filicospida Se dice que es la planta más antigua sobre la tierra y su procedencia cambia según la variedad. Su aspecto también es absolutamente diferente según la clase de helecho que sea: los tenemos de hojas (llamadas frondes) pequeñitas y casi triangulares, como las del adiantum, conocido popularmente como culantrillo; largas y anchas, como las del Nido de ave; gruesas y cubiertas por una pelusilla blanca, como las del espectacular Cuerno de alce, etc. Todos estos helechos tienen en común que no dan flores, necesitan mucha humedad y no soportan el sol directo. Todas las especies de helechos son muy decorativas y han sido grandes estrellas en la decoración de interiores. Para mantenerlo sano riega con frecuencia, pulveriza agua sobre sus frondes periódicamente y retira las hojas secas, suficiente para tener unos helechos sanos y espectaculares. Esta planta admite ser colgada del techo o la pared, también queda genial colocada sobre un mueble o estante de la cocina.

Por último recordaros que las plantas son seres vivos, trátelas con cariño y delicadeza. Aprende a disfrutar regándolas, observando sus avances y crecimiento, parándote a deleitarte con sus aromas, podándolas… se convertirá en una terapia relajante y verás como tus plantas te lo agradecerán.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies