Reforma la cocina con estos consejos de ACM

reforma cafran cocinas
En Noticias Etiquetas: acm asesoramiento Cocina consejos distribuccion eleccion materiales planificacion profesional reforma reformar

Los expertos de AMC (Asociación de Mobiliario de Cocina) han recopilado algunas recomendaciones para que el usuario tenga éxito a la hora de reformar su cocina. 

La cocina debe ser un espacio en el que toda la familia disfrute cocinando. Por ello, tiene que ser práctica y funcional, pero también bonita y atractiva. Por ello, los expertos nos ofrecen algunos consejos para que el usuario tenga éxito en la reforma de su cocina, a través de tres puntos fundamentales: la planificación, la distribución, elección de los materiales y por último pero no menos importante, el asesoramiento profesional.

Planificación

La planificación lo es todo para una reforma y más cuando hablamos de estancias como la cocina, que requiere especial atención a la colocación previa de los puntos de luz, agua y salidas de humos. Planificar significa utilizar las posibilidades de disposición para un eficaz aprovechamiento del espacio. Es práctico dibujar un plano que tenga en cuenta, por ejemplo, longitud y anchura de paredes, rejillas de ventilación, ventanas o incluso altura de la encimera.

Existen diferentes distribuciones que, en función del tamaño y el corte de la habitación, buscan responder al principio del triángulo de trabajo, es decir, a la disposición más cómoda de zona de cocción, zona de lavado y zona de almacenaje.

Algunos de los consejos de AMC son, por ejemplo, la accesibilidad, integrando los electrodomésticos de cocción más utilizados a una altura de alcance cómoda para la espalda. Además, el fregadero, como centro de preparación multifuncional, debe tener una anchura ideal de 60 cm para contar con el suficiente espacio de trabajo. Además, se recomienda una altura de 10 cm debajo de la altura del codo. En cuanto a su ubicación, lo ideal es colocarlo junto al lavavajillas para así acortar recorridos.

Una correcta organización del espacio de almacenaje también es clave para lograr una cocina funcional y ergonómica. En cuanto a medidas, los profesionales de AMC recomiendan que la profundidad de los muebles altos sea de 35 a 37 cm, con una distancia entre ellos y la encimera de entre 60 y 70 cm. Los módulos superiores suelen colocarse a 140 cm del suelo, basándonos en la altura media de los usuarios.

Distribución

En la mayoría de los casos, la cocina es el espacio más llamativo y con más movimiento de un hogar, por eso es tan importante plantearse muy bien una buena distribución y organización del espacio, orientado a la funcionalidad y al diseño. Hay que tener en cuenta que la reforma nos proporcionará un lienzo en blanco sobre el que posteriormente trabajar una distribución adecuada a las necesidades del cliente y el espacio del que disponemos.

  • Cocina de un paño: como solución básica, deberá tener una longitud mínima de 3,60 m para que resulte funcional.
  • Cocina de dos paños: ofrece más comodidad al ser los recorridos más cortos. Deberá preverse para ello, como mínimo, de 1,20 m entre dos filas de armarios, pues hay que incluir la necesidad de espacio para abrir las puertas.
  • Cocina en forma de L es apropiada para las cocinas con determinadas posiciones de puertas y ventanas, con un lugar para comer.
  • Cocina en forma de G o en U, resultan aún más confortables, pero debemos contar con una anchura mínima de 2,40 m.

-La cocina independiente en el centro o con isla central (o península) es muy buena opción si se dispone de una cocina de grandes dimensiones, aunque hay que contar con un espacio mínimo libre de alrededor de 90 cm. Se precisará también llevar a la parte central las instalaciones de agua y luz.

Elección de materiales

La elección de los materiales para que la reforma tenga éxito es básica y esencial a la hora de plantear una reforma si se quiere tener garantía de durabilidad. Tanto en encimeras, barras de cocina, como en el propio mobiliario se precisa que los materiales tengan ciertas características de resistencia a altas temperaturas, al rayado o abrasión, pero también que sean fáciles de limpiar. Algunos de los más utilizados son los siguientes:

-Los laminados son los materiales más habituales en el mobiliario de cocina por ser económicos, resistentes e impermeables.

-En su caso, los muebles polilaminados tienen un recubrimiento más moldeable y se adaptan mejor a formas complejas, con una estética más limpia. Este material también es fácil de limpiar y tiene bastante resistencia y durabilidad.

-Por otro lado, los lacados son algo más delicados ya que la terminación en brillo es algo más propensa a rayarse, aunque ya están disponibles en una gran gama de colores y diseños.

-La madera sigue siendo uno de los más materiales más apreciados para muebles en general. Hoy en día hay una gran variedad colores y acabados. Suelen tener una alta durabilidad, pero también requieren mayores cuidados de mantenimiento.

Asesoramiento de un profesional

EA pesar de estas útiles recomendaciones, AMC asegura que la figura del profesional en el planteamiento de una reforma es imprescindible y siempre merece la pena apostar por fabricantes locales con producción en España como expertos y conocedores de la forma de entender la cocina española. Además, éstos ofrecen más flexibilidad, así como un mayor cuidado de los detalles, muchas veces eliminando la burocracia y ganando en agilidad y eficiencia en la reforma.

Desde Cafran Cocinas nuestra recomendación es que antes de comenzar la reforma, el cliente debe pasar por nuestro establecimiento para tener una primera toma de contacto. En ese punto podremos ir planteando qué necesidades individuales tiene esa persona en concreto para poder trabajar sobre el diseño, con lo cual la reforma irá de la mano con la distribución seleccionada y ésta no tendrá que adaptarse a una reforma que ya esté realizada y sin posibilidad de modificaciones, sino al contrario. 

FacebookTwitterGoogle+Compartir