Neveras: 5 Consejos para almacenar los alimentos

nevera cafran cocinas cafran
En Electrodomésticos Noticias Etiquetas: cafran cocinas congelador consejos conservar frigorifico frío nevera

Las neveras de hoy en día hacen que nuestra comida dure mucho más tiempo fresca, pero, ¿sabemos realmente cuánto aguanta cada tipo de alimento en la nevera conservando todas sus propiedades? Una vez que los traemos a casa del súper y los metemos en la nevera, comienza una cuenta atrás para su consumo. Hoy os vamos a explicar algunos consejos para aprovechar todo su potencial de conservación y también saber cuándo ha llegado su hora y debemos de desecharlos.


1. Antes de guardar los alimentos debemos comprobar que la temperatura de la nevera sea la correcta,unos 4º. De echo muchos frigoríficos traen la opción “shopping” o “súper” que has de programar cuando tengas planeado salir a hacer la compra. Esta tecla permite bajar la temperatura del frigorífico o del congelador para enfriar lo más rápido posible los productos que acabamos de comprar y que mientras los almacenamos, también recupere la temperatura rápidamente. Está especialmente indicado activarlo cuando almacenas grandes cantidades de alimentos. Es importante saber que para congelar los alimentos frescos puedes activar esta opción unas horas antes de guardarlos. De esta manera, la congelación será de mejor calidad ya que se hará más rápidamente.
Truco: No olvides leer con atención las etiquetas de los productos, estas te proporcionarán todas las indicaciones necesarias para conservarlos de forma óptima.
2. Es muy importante guardar los alimentos más perecederos (la carne, pollo o pescado) en los lugares más fríos de la nevera y siempre sobre un plato, para que no se derramen los líquidos que puedan ir soltando y por supuesto bien tapado, así evitaremos malos olores. Un “tupper” sería la mejor opción para conservar este tipo de alimentos. Existen neveras en el mercado que incluyen de serie un cajón específico para carnes y pescados, así como cajones destinados al almacenamiento de verduras y frutas.
Truco: para no perder el control sobre la caducidad de los alimentos guárdalos por orden de consumo: los más perecederos delante en la balda y los que aguantan más, detrás.
3. ¿Sabías que la zona más fría de la nevera es la que está en contacto con el congelador?. Sin embargo, la puerta es la parte menos fría del refrigerador por lo que la destinaremos para mantener frías bebidas, las conservas abiertas, todo tipo de salsas, etc.

Truco: para los productos que se venden por packs, retira el envoltorio de plástico ya que hace de barrera contra el frío y tardarán más en enfriarse  Además, no cargues en exceso el frigorífico para que el aire circule entre los alimentos con fluidez.

4. Os recordamos que es muy importante respetar la cadena de frío de los alimentos, por ello cuando hagamos la compra debemos coger los alimentos refrigerados al final de la misma y guardarlos los primeros al llegar a casa. Si estamos hablando de alimentos congelados es muy recomendable invertir en bolsas térmicas para suavizar el choque de temperaturas y que el alimento se mantenga congelado el mayor tiempo posible.
Truco: En el congelador, es especialmente apropiado el uso de bolsas de congelación o de recipientes de plástico adaptados. Este tipo de envoltura es hermética y protege tus alimentos evitando que se sequen y pierdan vitaminas. Nunca congeles un alimento que ya había sido descongelado, podría afectar a su sabor, a sus propiedades nutritivas e incluso a su frescor.

5. Para descongelar los alimentos siempre es recomendable hacerlo dentro de la nevera, con ello conseguiremos que las propiedades del alimento se deterioraren más lentamente y además ahorraremos, ya que se refrigerará la nevera y necesitará usar menos energía para alcanzar la temperatura deseada. También es muy importante no introducir nunca alimentos calientes, espera siempre a que se enfríen a temperatura ambiente o nuestra nevera tendrá que hacer un sobre esfuerzo que nos pasará factura en la electricidad.
Truco: para congelar grandes cantidades de un alimento, repártelo en varios paquetes. De esta manera, la congelación será de mejor calidad ya que se hará más rápidamente, y se descongelará más eficazmente.

FacebookTwitterGoogle+Compartir