Pequeñas cocinas y grandes soluciones

cocina pequeña cafran cafrancocinas cocina blanca
En Cocinas Decoración Noticias Etiquetas: Arrital cafran cafrancocinas cocinas cocinasblancas cocinaspequeñas consejos consejoscocinaspequeñas trucoscocinaspequeñas

¡Aprovecha cada centímetro de tu cocina con estos 8 consejos!

Cada día las casas de nueva construcción son más pequeñas y sobre todo se suele sacrificar el espacio de la cocina, lo que hace que continuamente tengamos que jugar con nuevos recursos para decorar y amueblar cada estancia y sobre todo agudizar el ingenio. Te dejamos algunos consejos prácticos que te pueden ser de mucha ayuda. ¿Quieres saber cómo aprovechar tu cocina al cien por cien? Sigue leyendo.



1. EL COLOR: El color siempre será un gran aliado a la hora de ampliar visualmente nuestra cocina o cualquier otra estancia de la casa, aprovechar la luz es muy importante y el color juega un papel esencial en este aspecto. En este caso el blanco será el color dominante para la decoración y los muebles sacándole el máximo partido a la luz natural o artificial. El color blanco predominante en una cocina no solo nos dará una gran sensación de amplitud y luminosidad, sino que creará un ambiente limpio y aséptico. Además, se ha puesto muy de moda y está a la última, con la ventaja de que es un color atemporal y neutro que podrás alegrar y modernizar dando pequeños toques de color con objetos decorativos, vinilos… etc. Por lo contrario si queremos un toque clásico o incluso rústico, podemos aportar a la decoración materiales naturales como la madera y la piedra.

Si quieres saber más sobre las cocinas de color blanco y sus ventajas visita el siguiente enlace https://www.cafrancocinas.com/noticias/cinco-ventajas-de-las-cocinas-blancas/

2. LAS PAREDES: Los azulejos han pasado a mejor vida como revestimiento estrella en la cocina para dar paso a las pinturas plásticas de fácil limpieza y los papeles pintados. Atrévete, si queremos seguir dando sensación de amplitud podemos poner azulejos solo hasta media altura y luego usar otro color o textura en el resto de la pared. Con ello vamos a conseguir que los techos siempre parezcan más altos y si has elegido un mobiliario de color blanco o algún otro tono que aporte claridad crearás un bonito contraste. Nunca uses estampados recargados ya que solo conseguirás el efecto contrario, busca tonos lisos y colores tenues. Si lo que tenías en mente es un estilo más industrial otra opción es combinar las paredes lisas con chapas metalizadas de acero inoxidable que quedará genial con el mobiliario en blanco y le darás a tu cocina un aire muy vanguardista.

3. LOS MATERIALES: Hoy en día hay en el mercado una amplia variedad de materiales para encimeras y muebles. Los nuevos materiales usados para las encimeras nos dan muchas más posibilidades a la hora de jugar con el color. Si optamos por el cuarzo, aléjate de los tonos oscuros o llamativos (naranjas o verdes fuertes, negros…). Elige mejor tonos claros como crema o blanco roto, hay una gran variedad de tonalidades, elige la que más vaya contigo. Si aún eres de los clásicos que prefieren el granito o el mármol de toda la vida estás de suerte, estos materiales se han amoldado a los nuevos tiempos y poseen en sus catálogos una variedad colores realmente atractivos y actuales. Recuerda que cada material tiene sus ventajas y desventajas, consulta con un profesional y asesórate antes de elegir el más adecuado para ti.

4. LOS ELECTRODOMÉSTICOS: Los electrodomésticos ya no son un problema para las cocinas pequeñas, poco a poco se han reinventando para cubrir las necesidades en estancias de cualquier tamaño. Lo más recomendable si tienes un espacio reducido es elegir electrodomésticos integrables, es decir, que se puedan esconder entre los muebles de la cocina para restarles atención y dar aspecto de continuidad. Este tipo de opciones son interesantes para planificar la cocina de forma más práctica. También existen electrodomésticos con doble función para ayudarnos a ahorrar espacio. Por ejemplo podemos encontrar un microondas que también haga las funciones de horno o una lavadora/secadora.

5. EL ALMACENAMIENTO: El orden es un bien preciado y el espacio para ello a veces escasea en este tipo de cocinas reducidas. Por ello debemos sacar partido a cada cajón y estante con recipientes que nos ayuden a tener todo en orden, intentar prescindir del menaje que no usas a diario y solo tener lo esencial a mano es otra buena solución. Colgadores en las paredes para el rollo de cocina, especieros… son una buena opción para poder trabajar sobre la encimera con soltura y dejar espacio libre. También algunos electrodomésticos como el horno puede servirnos para guardar la sartén o las ollas. Pero ojo, no caigas en el error de poner muebles altos que peguen hasta el techo. Con esto tan solo conseguirás hacer que la cocina sea visualmente más pequeña y agobiada, además es anti-higiénico y en el fondo nunca llegamos a los últimos estantes quedando en desuso y siendo poco prácticos.

6. EL FREGADERO: Sabemos que lo ideal es contar con un fregadero de doble seno, pero si tenemos poco espacio en la encimera podemos optar por uno más simple y pequeño y poner luego un seca platos plegable o escurridor que no ocupe nada de espacio, los hay de muchos tamaños y después de su uso siempre puedes volver a guardarlos quedando la encimera libre. Algunos modelos de fregadero, incluyen una tabla especial para colocar encima del seno y aprovechar ese espacio permitiendo trabajar sobre ella con total libertad.

7. LA MESA DE COMEDOR: siempre es fundamental tener una mesa en la cocina. Si no tenemos espacio para poner una mesa con sillas convencional hay muchas alternativas que pueden ser realmente útiles y a la vez muy estéticas. Podemos recurrir a las mesas plegables y extensibles que siempre se pueden volver a guardar para recuperar el espacio. Hay mesas que incluso se acoplan a la pared (siempre que sea de hormigón y aguante el peso) y se pueden plegar y desplegar. Las sillas tampoco son un problema, hay sillas apilables, sillas plegables… un sin fin de posibilidades con diseños vanguardistas y modernos para todos los gustos.

8. INTEGRAR LA COCINA EN EL SALÓN: Si tu cocina es realmente pequeña y te sientes agobiado en ella tan solo tienes que tirar algún tabique e integrarla en el salón. Este tipo de cocinas denominadas “americanas” o “abiertas” quedan muy bien si el mobiliario que has elegido para el salón no desentona con la cocina, tan solo hay que saber combinarlos. Consulta con los especialistas y seguro que te dan soluciones atractivas acorde con tus necesidades. Si temes por los olores no sufras, existen campanas extractoras muy potentes en el mercado que no dejarán que los olores típicos de la comida se mezclen con el ambiente, siempre que estén correctamente instaladas por un profesional.

FacebookTwitterGoogle+Compartir